martes, 16 de febrero de 2016

Nunca es Tarde

Ha pasado ya casi un año desde aquella tarde.  Esa tarde tonta después de la Pascua, esa tarde en la que el tiempo no acompañaba, hacía frío y llovía. Esa tarde en que las 4 de siempre nos reunimos en una casa a comentar lo vivido durante las últimas semanas, a hablar de lo acontecido y a hacer planes para más adelante, en definitiva una tarde de amigas.

Entre gyns y risas empezamos a hablar acerca de un blog que seguimos,de una entrada en concreto, con la cual nos sentiamos muy identificadas. Una chica de nuestra edad contaba sus experiencias con sus amigas, en particular de la próxima boda de una de ellas, y como la autora sentía que había pasado el tiempo, como habían cambiado para bien y para mal y lo poco identificada que se sentía respecto a la nueva vida de sus amigas. Y comentando, nosotras llegamos a la misma conclusión, a la que ya llegó Melendi en su día: “No se si es el tiempo que va muy deprisa o yo muy despacio. Nadie me avisa”. ¡¡¡¿Qué sabéis que? Melendi nunca falta en nuestros CDs!!!.

¿Y por qué ha tenido que pasar un año? No sabemos, pero creemos: Que nunca es Tarde




Pues eso, después de un año de indecisión y de simplemente ser una idea loca, “que algún día haremos”, aquí estamos sentadas delante del ordenador decididas y dispuestas a empezar este proyecto para contar nuestras “cosas”.

No sabemos ni como empezar, ni sabemos a donde vamos a llegar, pero de momento aquí estamos. 

Esperamos que os guste y nos acompañéis en este viaje.

Échate otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario