viernes, 1 de abril de 2016

Día tras día

¿Qué esperar cuando no esperas nada?


Cuando te acostumbras a seguir el día a día, a dejarte llevar por todas tus obligaciones, y un día te paras a pensar que el tiempo va pasando, que no espera a nadie, pero sin embargo todo sigue igual. Tu vida es la misma un día tras otro, siguiendo una misma rutina y sin tiempo para poder salir de esa línea recta que te impone la sociedad y apreciar las pequeñas cosas de la vida.


Y ahí, es donde te das cuenta, que no esperas nada de la vida, que tu único cometido es seguir realizando tus obligaciones, porque es lo más cómodo y fácil, y porque siempre pensamos que si hay algún cambio va a ser a peor. Y estamos dispuestos a firmar lo que sea por quedarnos como estamos, sin esperar nada de nadie, sin asumir el riesgo que supone cambiar varias aspectos de tu vida, que es lo que al fin y al cabo, da emoción a esta rutinaria existencia.


Seguro que más de una vez  has escuchado: “Cuando no esperas nada…todo llega” ¿Pero de verdad tenemos que conformarnos, y no esperar nada? Sí es verdad, que cuando deseas algo que nunca llega a ocurrir la desilusión y el fracaso es mucho mayor que si nunca lo hubieses deseado. Pero la felicidad no es sólo el instante en el que lo consigues, si no la ilusión con la que esperas que vaya a suceder. Es difícil, pero tenemos que conseguir que el camino hacia el éxito, la satisfacción de estar en el buen camino, sea más fuerte que el desengaño o la decepción. Yo siempre digo que las fiestas se disfrutan más mientras esperas que lleguen, en los preparativos, que en el día que se celebran.





Y si no es así, no estoy dispuesta a resignarme con lo que tengo y con la gente que me rodea. Prefiero vivir en una montaña rusa que en una vida sin alegrías ni decepciones, porque así es la vida, todo va unido. Si no fracasas, si no te caes, nunca vas a poder disfrutar de la sensación de triunfar, de superarte, de vivir al máximo, de conocer por dentro a tus amigos, y no quedarnos en la parte superficial y vacía de la vida.


Yo sí espero mucho del futuro y de la gente que me rodea. Espero que estén conmigo cuando lo necesite, que celebremos todo lo bueno que nos traiga la vida y nos apoyemos cuando no veamos salida; espero tener siempre a mi familia conmigo y que nunca me falten; espero conseguir todo lo que me proponga y si no es así, espero no rendirme nunca; espero no perder nunca la ilusión ni el optimismo con el que afronto la vida; y sobre todo, espero seguir aprendiendo de toda la gente que me acompaña día a día, porque todo lo que soy es gracias a ellos.


“When she was just a girl, She expected the world But it flew away from her reach”
“Cuando era solo una niña, ella imaginaba el mundo pero esté voló lejos de su alcance”



G

Échate Otro


4 comentarios:

  1. Enhorabuena por el blog! Muy buenas las reflexiones, gracias por la visita.
    Un abrazo
    Neus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias!!

      Pásate siempre que quieras por el blog!!
      Vamos poco a poco con cosas nuevas!!

      Eliminar
  2. Quien tiene ambiciones, no puede darse el lujo de esperar. Tiene que salir a luchar por lo que quiere, pues con desearlo no es suficiente, con pensarlo no basta, con soñarlo no alcanza. Nadie nace campeón, todo es parte de un proceso, donde el prepararse es una constancia, el intentar es una obligación, el equivocarse es una consecuencia del noviciado y triunfar es una obsesión, que luego de alcanzado, se convierte en un nuevo escalón para seguir subiendo.
    Espero que alcances tus metas y logres disfrutar del éxito, en la dulce compañía de tus seres amados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias Juan Carlos! Tu comentario hace que sigamos hacia delante motivadas y con muchas ganas. Muy buena reflexión, estamos totalmente de acuerdo contigo. Te esperamos por aquí, y que nos sigan a portando tan buenos comentarios como este.

      Eliminar