miércoles, 6 de abril de 2016

Interconectados

En la sociedad en la que vivimos, todos estamos conectados. Por suerte o por desgracia las nuevas tecnologías hacen que estemos todo el día pendiente  de llamadas, mensajes, redes sociales…. Todos tus planes, viajes o quedadas deben de estar publicados por internet, porque si no es así, si no dejas constancia en la red de qué ha ocurrido para que otros puedan verlo, es como si no hubieras hecho nada.


Las generaciones de los 80 y 90, hemos crecido a la vez que las nuevas tecnologías. Empezamos con el clásico móvil que heredabas de tus padres o hermanos mayores, que únicamente usabas para jugar a la serpiente o el juego de turno que llevase. Después pasamos al siguiente móvil con el que ya podíamos grabar canciones y ponerlas de tono de llamada, y que ya usábamos para mandar mensajes de texto, aunque nada de esto reemplazaba a pasarte horas y horas hablando por el fijo de casa o a intercambiar notas en mitad de la clase. El siguiente recuerdo que tengo, es lo más parecido al whatsapp actual, y era el “Mensamanía”. Esto era para los usuarios de Vodafone y consistía en 500 mensajes de textos gratis al mes, aquí empezó todo, ya no había vuelta atrás. Los jóvenes nos volvimos adictos al móvil, nuestra forma de comunicarnos pasó a ser una pequeña maquinita que siempre llevábamos encima. Desde ese momento o te unías al fenómeno o te quedabas fuera, ahí se empezó a distinguir entre ese amigo con el que te pasabas horas y horas hablando y el amigo que te costaba dinero porque sí, gastarse 0,3 céntimos en avisar a un amigo que no tuviera “mensamanía” era demasiado.

Y esa locura no se ha quedado ahí, ha ido en aumento. Mi generación no es consciente de lo que nos ha cambiado las nuevas tecnologías, ya que siempre han estado a nuestro lado, pero aparte de todas la ventajas que nos aportan, esta la otra cara de la moneda, esa en la que si no estás presente no eres nadie.

El joven que no tenga como mínimo Facebook, Twitter o Instagram (lo normal ya sabemos, que es que se tenga de todo, y cuanto más mejor) no es nadie. ¿Cuántas veces has buscado el nombre de alguien en Facebook para saber quién es? Seguro que has hecho esto millones de veces, y si no lo has encontrado, has pensado que es raro por no tener Facebook.  Y es que toda nuestra vida está expuesta, se ha convertido en un obligación la de subir tus mejores fotos y las de tus mejores momentos para presumir de tus maravillosa vida, y que todo el mundo pueda verla. Pero detrás de esto solo hay hipocresía y muchos, muchos filtros, que distorsionan la realidad.

Espero que algún día seamos capaces de disfrutar de todo lo que nos rodea, que el mundo es mucho más grande, mucho más divertido y con el que se aprende mucho más que a través de una pantalla. Porque hay momentos en la vida que solo se viven una vez, y prefiero recordarlos a través de mis ojos, desde mi memoria que desde una grabación que me haga perder la esencia de ese momento. Y es que estamos perdiendo la capacidad de disfrutar de los momentos más importantes.

Gente grabando con movil y mujer mayor.jpg

G

Échate Otro

6 comentarios:

  1. Siempre las nuevas generaciones suplen a las antiguas y con ellas sus formas de vida e ideas. Pero a la vista de todos está, que el Internet y su tecnología, conecta socialmente a la gente, pero va desuniendo a la familia.
    Nos conectamos con los “amigos” (Léase contactos) y sabemos lo que comieron hasta en el cumpleaños de su mascota, pero a nuestra madre ni le preguntamos cómo le fue el día de hoy (a menos que lo publique en su face)
    Pienso que, el Internet va dejando obsoletos a los padres en el antiguo rol de ser los sabios de la casa, el consejero, el confidente, el personaje que el niño admiraba y en quien confiaba sus dudas e inquietudes. Hoy, ¿Para qué preguntarle al viejo, si para eso tengo a Google? (Un frío mar de conocimientos, con un centímetro de profundidad) el tiempo orientado a la familia se va perdiendo y con ello la identificación también.
    Y es que, la gente acepta a la tecnología como una forma de vida y no como una herramienta. Se ha vuelto una filosofía del consumismo y no en un instrumento de progreso. Si no lo tienes, no existes y si no te actualizas en la novedad de lo moderno, estás en nada.
    Hoy todo lo queremos rápido (como una PC de muchas Gigas) pero nos desanimamos rápido también, no es casualidad que nuestras nuevas generaciones sean más volubles en su forma de pensar, en tomar decisiones, en enamorarse (ilusionarse es otra cosa), se le hace más difícil enraizarse en un solo lugar o en comprometerse con una sola persona (al primer problema fugan y empiezan otra vez, cada quien por su lado).
    Me gusta la modernidad, me gusta la tecnología, pero creo que este avance de la ciencia, tomo a la humanidad sin la madurez suficiente para sacarle un mejor provecho, de allí que se puede decir, que el hombre es cada vez más inteligente, pero a pesar de ello no es mejor ser humano. Espero que la tecnología sirva, no solo para comunicarnos mejor, para aprender más, para sociabilizarnos masivamente, sino también, para hacernos mejores personas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena que la tecnología nos esté controlando a nosotros, en vez de nosotros a ella. La gente joven hemos perdido la percepción de muchas cosas y desafortunadamente la generación que viene detrás, no va a conocer ni saber apreciar las relaciones sociales como tal, ni va disfrutar de ellas sin que la tecnología se interponga. Y como tú dices ojala la tecnología nos sirva para ser mejores personas.

      Muchas Gracias otra vez por tu comentario Juan Carlos, nos encantan seguidores participativos, que nos dejen su opinión.Además nos haces reflexionar más aun sobre el tema que estamos hablando.

      Esperamos que sigas pasándote por aquí!!

      Eliminar
  2. Interesante reflexión, en cierto modo me ha recordado a mi penúltima entrada "cuando menos es más" Aunque no hablemos de lo mismo, creo que el fondo es similar. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena entrada "Cuando menos es más", estamos totalmente de acuerdo, nos hemos acostumbrado a lo fácil, a tener todo hecho y que otros piensen por nosotros, y es ahí donde está conectado con nuestra entrada, las nueva tecnologías han propiciado a este hecho. Nos ha gustado mucho tu Blog, estamos deseando leer nuevas entradas, y nosotras te esperamos por aquí. Muchas Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  3. Me encanta vuestro blog! He empezado por la primera entrada y no puedo parar de leeros. Es increíble la naturalidad, sinceridad y pasión que ponéis al componer.

    Espero que no cambiéis y sigáis sorprendiendo del modo en que lo hacéis.

    Muchas gracias por pasaros por mi mundillo. Me encantaría que no dejaseis de hacerlo, igual que yo no lo haré.

    Un fuerte abrazo!

    http://viveynosobrevivas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas Gracias por pasarte y por tu comentario!!Nos alegra saber que nos leéis y os gusta lo que escribimos.Nos ayuda a continuar haciéndolo!!

      Intentaremos seguir haciéndolo así o incluso mejor!!

      Muchas Gracias por pasarte!!

      Y por supuesto seguimos leyéndonos!!

      Eliminar