lunes, 25 de julio de 2016

Entre lo urgente y lo importante

Lo urgente y lo importante, dos conceptos que nos persiguen, sin darnos cuenta, día tras día. Pero, ¿cuál es la diferencia entre ellos?


Con los propósitos de cada año, o de cada comienzo de curso, nos proponemos ser más ordenados/planificados, y llevar todas nuestras obligaciones y tareas al día. Y para eso caemos en la tentación de usar una agenda nueva, pero no puede ser cualquiera, tiene que ser la más bonita y cara que exista en el mercado, y si es de Mr. Wonderful, mucho mejor…  Y así poder anotar todas nuestras obligaciones, pero al final del día, ¿qué tareas has llevado a cabo y cuáles no?


Lo urgente y lo importante, lo que tiene que hacerse de inmediato y lo que puede esperar. Lo urgente es lo que debe de hacerse ya, sin que se demorare en el tiempo, y lo importante es aquello que vamos dejando para más adelante, ya que al no tener un tiempo fijado para su realización, no tenemos ninguna prisa por hacerlo, pasando a un segundo plano. Pero, ¿esto quiere decir que lo urgente sea más valioso que lo importante?


cafe.jpg
No, no es así. Lo urgente es todo aquello, que tenemos que hacer en nuestro día a día, las obligaciones que nos absorben y nos apartan de lo que de verdad queremos hacer, o de lo que de verdad importa. Y es que, no es más importante la entrega de ese trabajo para el día siguiente, que la visita al hospital a ese familiar enfermo, o ese café que siempre vas dejando por falta de tiempo, o esas clases de pintura que tanto te relajan, pero a las que ya no puedes ir, porque lo urgente domina sobre lo importante.


En la carrera, en temas empresariales, siempre nos recalcaban, que lo primero que hay que llevar a cabo es lo urgente, ya que normalmente lo urgente siempre es importante, y si no lo es, con el tiempo pasa a ser importante, mientras que para lo importante siempre hay tiempo, que simplemente se trata de una organización. Pero en la vida real, no creo que siempre haya tiempo para lo que consideramos importante, el tiempo pasa, las tareas importantes requieren de más iniciativa, de ganas de realizarlas, de sacar tiempo de donde no lo tienes para llevarlas a cabo. Y es ahí, donde se demuestra el interés que tienes por las cosas y la gente que te rodea, porque si quieres puedes, si quieres tomarte ese café te lo vas a tomar, si quieres ir a hacer deporte cada día, vas a sacar tiempo para hacerlo, si quieres ir a ese concierto después de trabajar lo vas a hacer aunque estés cansado, porque si de verdad quieres, no hay nada urgente que te lo impida.

Y es ahí donde cada uno busca la paz de cada día, la recompensa diaria, la tranquilidad que nos aporta el hacer o planificar aquello que nos gusta,lo que de verdad nos importa, entre todos los actos monótonos de cada día.



Más vale tarde que nunca. Pero es mejor que nunca sea tarde.

G

Échate Otro

No hay comentarios:

Publicar un comentario