martes, 5 de julio de 2016

Regalos

¿A quién no le gusta recibir un regalo?,¿a quién no le gusta abrir un regalo el día de su cumpleaños?,¿quién no, el día de Reyes se ha levantado con toda la ilusión del mundo a ver que le habían dejado los Reyes?. Y ¿a quién no le gusta, que un día cualquiera,sin que se celebre nada (ni Navidad,ni Reyes, ni cumpleaños, ni San Valentín, ni Santo, ni Día de la Madre, ni día del Padre…), alguien sin venir a cuento te regalo algo?


Yo imagino que la mayoría de nosotros a estas preguntas diría que sí, que sí le gusta recibir un regalo, abrirlo, disfrutarlo, enseñarlo, compartirlo con los demás si se puede, etc.

Y, ¿qué es lo primero que hacemos, cuando tenemos en nuestras manos un regalo? Muchas veces, directamente damos las gracias sin saber incluso lo que es, otras veces lo abrimos con nerviosismo para averiguar lo antes posible de que se trata.





Cada uno hace lo que quiere, pero es común en todos, abrirlo (obviamente) y luego dar las gracias. Dar las gracias a esa persona o personas que nos lo regalan, porque se han acordado de nosotros por lo que sea, por reconocimiento, por afecto o porque sí y tienen el detalle de darnos un obsequio, sin esperar nada a cambio.



En definitiva, podría afirmar que a todo el mundo le gusta recibir un regalo, recibir un “presente”.

Es posible que hasta ahora nunca hayas pensado lo siguiente: Un sinónimo de la palabra regalo, es la palabra “presente”. Aquí la RAE lo confirma, ¡¡por si alguien no me cree!!


Y si lo pensamos de esta manera, el presente es un regalo. Quiero decir, el presente, nuestro presente, nuestro día a día es un regalo.

Porque si tienes un presente, es que tienes vida. Muchas veces nos parece que nuestra vida es muy dura, y tenemos la impresión de que nos pasan cosas que no nos merecemos. Es posible que sea así, pero en esos momentos de sentirnos desafortunados deberíamos pararnos y recapacitar en todo lo que tenemos y no apreciamos, desde un chicle en el bolsillo hasta un coche, desde esa persona que va a estar a tu lado incondicionalmente hasta esa persona que te cruzas cada día, que no conoces de nada, pero que ya forma parte de tu rutina… quedémonos con esos pequeños placeres que hacen nuestros días más llevaderos.

Así que, si amigos el presente es un regalo y como llevamos diciendo desde que empezamos a escribir en este blog (hemos llegado a la conclusión de que estamos en esa etapa de escribir sobre “vivir la vida” o de “girls just they wanna have fun”), hay que aprovechar cada momento, levantarte cada día sabiendo que tienes una nueva oportunidad de empezar, empezar a hacer algo que te gusta, de terminar aquello que dejaste a medio, de decirle a esa persona que la quieres, de emprender el viaje que tanto deseas, de conocer gente, una nueva oportunidad para vivir la vida.



R

Échate Otro

No hay comentarios:

Publicar un comentario